¿Estoy preparado como padre o madre para cuando mi hijo o hija me pregunte sobre métodos anticonceptivos? ¿Qué le respondo?

Es normal tener miedo ante ese momento, pero es hora que te preparés para estar listo/a y aclarar sus dudas.


Es preferible hablarlo y acompañarles a usar alguno adecuado a que pueda resultar un embarazo no deseado que trunque sus metas y sueños o su desarrollo como adolescente.

Podemos caer en el error de pensar que si le damos mucha información a nuestros hijos e hijas sobre métodos anticonceptivos estamos empujándolos o incitándolos a que tengan relaciones sexuales y a llevar una vida de libertinaje sexual. No debemos pensar eso, al contrario, debemos pensar que les estamos educando para que vivan una vida plena sin preocupaciones por un embarazo no deseado.

Tener información oportuna sobre métodos anticonceptivos no es empujarlos a una vida sexual inmediata o frecuente, es crearles conciencia de los riegos que conlleva una relación sexual sin protección y las responsabilidades que trae un embarazo no deseado. La información les permite a nuestros hijos e hijas tomar decisiones, entre estas si van a tener relaciones sexuales, que método usar y cómo usarlo.

Como padres y madres no basta solo con informar a nuestros hijos e hijas sobre los diferentes métodos anticonceptivos, si no también hay que enseñarles donde conseguirlos y si lo van hacer que sea sin vergüenza, temor o prejuicios.

Ojo, enseña a tus hijos e hijas que la decisión de usar métodos anticonceptivos es de dos, deben involucrar a su pareja.

Aquí en Tomá Nota, podés encontrar información sobre los diferentes métodos anticonceptivos, su uso, ventajas y desventajas.