¿Cómo se transmite el VIH?

Las vías de transmisión del VIH son tres únicamente: Vía Sexual, Vía Perinatal y Vía Sanguínea.


Vía Sexual

Es llamada así porque se da mediante relaciones sexuales sin protección, es decir, sin el uso adecuado de un condón (masculino o femenino: femidom) con una persona que vive con VIH (se le conoce como persona portadora o persona positiva).

Cuando nos referimos a relaciones sexuales es necesario aclarar que se puede adquirir VIH por medio de relaciones sexuales vaginales, anales u orales, siempre que haya penetración o contacto de los fluidos ya mencionados con alguna herida abierta que esté produciendo o no sangrado.

La vía sexual es la más común por la cual las personas han adquirido VIH.

Vía Perinatal

Esta vía de transmisión se da de una mujer embarazada que vive con VIH a su hijo o hija al momento del parto. La transmisión se puede producir en tres momentos:

  • Durante el embarazo, a través de la placenta.
  • Durante el parto, por el contacto con sangre y otros fluidos. La mayor parte de las infecciones ocurren en este momento. Por eso es recomendado que está mujer tenga un parto por cesárea para que el bebé no tenga contacto con ningún tipo de fluidos de la madre
  • Durante la lactancia, el virus puede pasar a través de la leche materna o en el sangrado de los pezones de la madre. Como bien sabemos la lactancia materna es un derecho del recién nacido, pero en los casos donde la madre es VIH se sugiere no dar de lactar al bebé y utilizar un sustituto de la leche materna para disminuir las probabilidades que el bebé sea VIH.

Otra orientación que se da a las mujeres embarazadas que son VIH es iniciar a tomar su Tratamiento Antirretroviral (TAR) al tercer mes de embarazo.

Vía Sanguínea

Sucede cuando se penetra la piel por medio de una aguja u otros instrumentos no esterilizados y éstos contienen sangre de una persona que vive con VIH. Por ejemplo, en el intercambio de instrumentos utilizados para el consumo de drogas inyectables, la realización de tatuajes con instrumentos no esterilizados o desechables; transfusiones de sangre siendo esta un fluido que contiene VIH.

¿Quiénes pueden adquirir el VIH?

Hay muchas personas que piensan: “A mí no me va dar el Sida porque estoy casado/a” “Yo me salvo porque sólo tengo relaciones sexuales con mi esposo/a”.

Lamentablemente, no hemos aprendido bien que nadie tiene la responsabilidad de cuidar nuestro cuerpo más que nosotros mismos. Somos nosotros los responsables de nuestros propios actos y acciones. Aunque tengas esposo, esposa o pareja estable, eso no es una garantía ni inmunidad para no adquirir el VIH, ya que no sabes si tu pareja te es fiel.