¿Cómo puedo prevenir el VIH?


Si de prevenir el VIH hablamos te daremos recomendaciones para tener prácticas sexuales protegidas:

  • Si vas a tener relaciones sexuales (sea la primera, segunda, tercera o la vez que sea) usa siempre un condón y úsalo correctamente. No a veces, ni en ocasiones, ni de vez en cuando o cuando te acuerdes; debes usarlo SIEMPRE (eso quiere decir uso consistente del condón). El uso del condón ya sea masculino o femenino debe ser un acuerdo entre la pareja o las personas involucradas en el acto sexual.
  • Usá un condón en cada relación sexual que tengás (vaginal, anal u oral). Por cada relación, uno nuevo, es decir si en un encuentro tengo tres tipos de relación sexual (vaginal, anal u oral) deberán ser 3 condones diferentes.
  • Asegúrate de usar lubricante a base de agua, esto facilitará la penetración, evitará que el condón se rompa y si alguno de los miembros de la pareja tiene problemas de lubricación natural, esto sin duda ayudará.
  • Si tuviste relaciones sexuales sin condón o éste se rompió, salí de dudas… buscá un centro de atención médica y hacete una prueba rápida de VIH. Si sos adolescente menor de 18 años deberás conversar con tus padres o bien contar con la autorización y acompañamiento de algún tutor/a para realizarte esta prueba. Sabemos que será difícil, bochornoso, sentirás miedo, pena y vergüenza, pero ni modo debes confiar en tus padres, ellos, aunque se molesten, cualquiera que sea el resultado, te apoyarán porque te aman.

Si ya cumpliste 18 años o sos adulto no necesitas autorización de tus padres u otra persona para realizarte la prueba de VIH. Te recomendamos hacerte acompañar de un amigo/a familiar o alguien de confianza que sientas te apoyará sinceramente cualquiera que sea el resultado.

  • Antes de tener la relación sexual habla con tu pareja, asuman compromisos y acuerden usar un condón y un método anticonceptivo para prevenir también un embarazo; debes andar siempre en la jugada… debes prevenir ambas situaciones.
  • No compartas jeringas ni objetos corto punzante con nadie.
  • Si te pones un piercing o te haces un tatuaje asegúrate que usen instrumentos nuevos y desechables.
  • Si estás embarazada y tenés sospechas de haber adquirido VIH consulta a un profesional de la salud y hacete la prueba de sangre.
  • Recordá que no pueden pedirte un examen de VIH para ingresar a un establecimiento educativo o para acceder a un trabajo; si estás trabajando y te solicitan hacerte una prueba de VIH como examen de rutina estas en todo tu derecho de negarte; si te lo realizan sin informarte o sin tu consentimiento, podés demandar a tu empleador por violar la normativa legal de tu país, en el caso de Nicaragua (Reglamento de la Ley No 820: Ley de promoción, protección y defensa de los derechos humanos ante el VIH y SIDA para su prevención y atención.)
  • Si tenés la necesidad de una transfusión de sangre exigí al personal médico que la sangre que te van a administrar sea analizada previamente y que te comprueben que no porta VIH. Si no estás en condiciones de asegurarte de ello, indicále a algún familiar que lo haga.

Entendemos que el VIH te puede provocar mucho miedo adquirirlo; y tenés razón nos imaginamos es muy difícil estar en esa situación, pero no por ello debes pensar que una persona que vive con VIH te lo transmitirá con sólo la mirada o un simple saludos.