Mi primera vez

La adolescencia es el período para el descubrimiento de nuevas emociones y sentimientos. Es cuando querés tener espacios de mayor privacidad con tus amigos/as y en algunos casos, intimidad con tu pareja para explorar sus cuerpos e incluso tener su primera experiencia sexual, entendida ésta como la primera relación sexual penetrativa.


Una experiencia sexual no quiere decir o implica necesariamente que una pareja deba tener relaciones sexuales con penetración; pueden hacer uso de juegos sexuales, acariciar mutuamente su cuerpo, vale hacer uso de la imaginación cuando de sexualidad se trata. etc.
Si ya tomaste la decisión de tener tu primera relación sexual, debés tomar en cuenta lo siguiente:

Asegurarte que escogiste a la persona más adecuada, crea el momento, expresá palabras agradables a tu pareja, acaríciense y bésense mutuamente, dale a conocer tus zonas erógenas para que todo pueda ser más fácil; todas éstas son formas para estimular al placer. Recordá que todo tu cuerpo es fuente natural de placer.

Antes de llegar al acto (de la penetración) propicien en pareja juegos previos como acariciarse los genitales, esto como una manera de ir quitándose el miedo, el temor y la vergüenza que puedan sentir al momento de la penetración. Recordá que ésta debe ser con calma, tranquilidad, sin prisas y sobre todo usando correctamente un condón como una forma de prevenir un embarazo no deseado que podría limitar el desarrollo de tu plan de vida.

¿Cómo percibís tu primera relación sexual?

En la mayoría de países de Latinoamérica, la forma en que los y las adolescentes perciben su primera relación sexual varía en relación a como fueron educados culturalmente; esto quiere decir que las mujeres esperan que su primera relación sexual sea inolvidable y con alguien especial, una primera vez, romántica e inolvidable.

El caso de los varones es diferente, muchas veces no les importa si es con alguien especial, simplemente con la muchacha que acceda a tener relaciones sexuales con ellos, no están enfocados en el romanticismo solo desean experimentar lo que es el placer sexual. Esto les dará un nuevo status entre sus amigos o amigas y nuevos temas de conversación.

El único punto coincidente pero peligroso en ambos casos es que ninguno de los involucrados en el acto sexual (hombre y mujer) está pensando en protegerse usando un condón, ya que muchas veces se cree que por ser la primera vez no puede haber embarazo, y mucho menos se toma en cuenta la posibilidad de adquirir una enfermedad de Transmisión Sexual (ETS). Existe cierto sentido de inmunidad ante estas probables consecuencias.

Aquí, te mencionamos algunas:
  • Podés sentirte insegura/o en hacerlo porque no sabes si es lo correcto o no. Solo vos tenés esa respuesta; si te sentís preparada o preparado ¡Hacelo!, de lo contrario mejor se sincera/o contigo misma/a y con tu pareja y exprésale lo que sentís. Es mejor esperar para cuando te sintás preparado/a completamente.
  • Si tu pareja no comprende tu situación y te insiste en tener la relación sexual ¡No cedás! Nadie puede obligarte a hacer algo que no querés y que las consecuencias pueden ser grandes.
  • Los nervios te atacarán (no importa que seas varón o mujer), sentirás miedo, temor y mucha vergüenza porque será la primera vez que otra persona verá tu cuerpo tal como es. Por esa razón te referimos anteriormente que es mejor ir poco a poco, lo recomendable es comenzar las prácticas sexuales mediante el reconocimiento de tu cuerpo y el de tu pareja. El fin último de una práctica sexual no debe ser la penetración, sino el disfrute, el placer y la comodidad de ambos.
  • Las relaciones sexuales deben ser en común acuerdo con tu pareja y darse en el momento preciso que ambos se sientan preparados. No puedes obligar a nadie a tener relaciones sexuales, eso es violencia sexual y es penalizado por la ley en nuestro país y en cualquier parte del mundo.
  • Otra situación que puede suceder, es que al tener la relación sexual ésta no llene tus expectativas. Siempre esperamos que la primera vez sea una experiencia única, pero no siempre es así; no todo sucede como lo vemos en las películas o novelas de romance, recuerda que eso es ficción y por lo mismo se exageran las cosas. Si ya decidiste tener tu primera relación sexual y estas en el momento preciso, recordá tomarte tu tiempo para acercarte correctamente a la otra persona y que sea una experiencia placentera para ambos y recuerden como una vivencia satisfactoria y no como algo frustrante.

  • Ante todo, la protección es primero: Te recomendamos que primero aprendas sobre la importancia, ventajas y uso correcto de un condón. Al tener la relación sexual que no te ganen las ganas y la emoción del momento, acordate de usar el condón. Está en juego tu futuro y tu vida.
  • Antes de tener la relación sexual busca información al respecto e infórmate sobre algunos temas importante como embarazo en adolescentes y jóvenes, enfermedades de Transmisión sexual, VIH y Sida
  • Asegúrate de estimular previamente a tu pareja con juegos sexuales, caricias, besos, palabras bonitas porque eso ayudará a aumentar el nivel de excitación en ambos y lograras una muy buena lubricación si eres mujer y excelente erección si eres varón.
  • Nada debe darse a la prisa, todo con calma, paciencia y confianza por eso es bueno seleccionar el momento, lugar y condiciones adecuadas: Si la relación sexual se da en condiciones poco favorables puede ser que por la prisa o los nervios se torne un acto molesto y doloroso más que placentero. En el caso particular de las mujeres puede haber breve sangrado, pero eso depende de la flexibilidad y grosor de tu himen. No es una norma, pero puede suceder, cada cuerpo es diferente y reacciona de manera distinta a las situaciones.

Como te dijimos antes, esta decisión es algo muy personal y sólo vos mismo/a podés saber la respuesta, sin embargo, te daremos a conocer algunas ideas que puedes tomar en cuenta para ir identificando cuando estas preparada/o:
  • Si ya buscaste información sobre los temas que te recomendamos y aclaraste tus dudas es el punto de partida para sentirte preparada/o.
  • Si es por presión de tu pareja ¡No lo hagas! Él o ella no es dueño de tu cuerpo ni tus decisiones. ¡Vos tenés el control!
  • No te dejes influenciar por tus amigos o amigas, ellos no pueden ni deben presionarte. Si ellos/as ya tuvieron su primera relación sexual fue decisión de ellos, esto no es una moda es una decisión individual que puede marcar tu vida en un antes y un después.
  • Antes de tener tu primera relación sexual conversá con tu pareja sobre el tema, no asumas ni des nada por hecho. Todo debe ser acordado y preparado minuciosamente. Abordalo como algo natural y si alguno de los dos tiene duda no insistás, aún no es el momento.
  • Si estas en el momento en el cual ya vas a tener tu primera relación sexual acordate de usar un condón. Si tu pareja no quiere usarlo es mejor que no tengas relaciones sexuales y decile que sin condón no hay nada; que no querés un embarazo ni adquirir una ETS. Es probable que se moleste e incluso termine la relación, si eso sucede quiere decir que sólo buscaba tener relaciones sexuales. ¡ÁNIMO! Ahora tenés la oportunidad de seguirte preparando y darte tiempo para vos mismo/a, ya llegará la persona adecuada.
  • Estarás preparado/a cuando hayas aprendido a explorar y conocer tu cuerpo; así sabrás de que manera o con que acciones te sentís más cómodo/a y que te produce placer y que no.
  • Es importante que una vez que hayas decidido y llevado a cabo el tener tu primera relación sexual, esto te permita crecer como persona y no resulte ser una experiencia angustiosa y problemática. Un buen momento, por ejemplo, es cuando tengas suficiente información sobre lo que implican las relaciones sexuales y confíes en la otra persona.

Es importante que sepás:

que no hay una edad específica para iniciar las relaciones sexuales. Así como cada cuerpo tiene su propio proceso de desarrollo, también tus emociones, sensaciones, afectos y decisiones tienen su ritmo. No querrás apresurar o adelantar las vivencias o etapas de la vida.

¡La decisión que tomes debe hacerte sentir bien!

Tomá nota, aquí te dejamos algunas ideas a recordar y reforzar...
  • Sí tenés buena comunicación y confianza con tus padres, es bueno que hablés con ellos sobre la posibilidad de tener tu primera relación sexual y que ellos puedan brindarte toda la información que necesitas conocer.
  • La protección mediante el uso de un condón es fundamental en la primera y todas las veces que tengas una relación sexual penetrativa. El condón debe ser usado antes del primer momento en el que el pene se encuentre con la vulva, porque el líquido que sale del pene estimulado, contiene espermatozoides y éstos se introducirán en la vagina y existen posibilidades de provocar un embarazo.
  • El riesgo de quedar embarazada o de adquirir una Enfermedad de Transmisión Sexual existe desde la primera vez, incluso antes de que el pene ingrese en la vagina.
  • Aunque el conversar con tu pareja sobre relaciones sexuales sea difícil, debés hacerlo si han pensado en vivir esta nueva experiencia juntos; sobre todo la necesidad de usar un condón. Si él o ella no quiere usarlo porque no está convencido o convencida de su importancia y ventajas, les invitamos a buscar apoyo profesional mediante una consejería en aquellos Centros de Salud o alternativos que la brinden; También te sugerimos conversar con uno de nuestros especialistas vía Chat para que puedas aclarar dudas y conocer más del tema.
  • Otra situación que puede pasar es que ya estén en el momento de la relación sexual y las condiciones estén dadas, pero no tienen a mano un condón porque ninguno de los dos recordó asegurarlo y traerlo. El uso del condón es una responsabilidad de ambos. Si no tenés un condón al alcance es mejor posponer la relación sexual y no arriesgarse, las consecuencias podrías tenerlas en tus brazos nueve meses más tarde y será para toda la vida.

Si deseás conocer más sobre el uso correcto y consistente, importancia y ventajas del condón, así como aprender a negociarlo con tu pareja podés consultarlo con nuestros especialistas a través del chat en línea de TOMÁ NOTA.