PARCHE ANTICONCEPTICO

Es una banda o parche adhesivo de color beige que libera hormonas (estrógenos y progesterona) a través de la piel impidiendo la ovulación, de esta manera previenen un embarazo. Es un método muy efectivo usado de manera correcta garantiza un 99% de protección.

¿Cómo se usa?

Primero necesitás ir a la consulta médica, ahí te recetarán el parche si es adecuado para ti. Mejor si lo usás el primer día del ciclo menstrual, si lo iniciás después, es mejor usar condón los siguientes siete días.

¿El parche dónde se coloca?

En la piel, en la parte inferior del abdomen, en las nalgas, la parte superior del brazo o la parte superior de la espalda para que funcione correctamente. Hay que oprimir el parche con la palma de la mano por 10 segundos y asegurarse que las orillas estén bien pegadas.

¿Cada cuánto debés cambiarlo?

Una vez a la semana hay que cambiarlo por uno nuevo por 3 semanas, y en la cuarta semana se deja de usarlo (periodo menstrual).

Por aquí algunas ventajas del parche:

  • Puede ayudar a regular el periodo menstrual.
  • Solo hay que cambiarlo una vez por semana.
  • Regula el ciclo menstrual
  • Reduce el sangrado y los dolores menstruales.

Desventajas de usar el parche:

  • Si se coloca mal podría aflojarse y despegarse.
  • La parte de la piel donde se coloca el parche puede irritarse un poco.
  • No protege contra VIH/Sida u otras Infecciones de Transmisión Sexual.
  • Puede ser menos eficaz si pesás más de 198 libras.
  • Pueden presentarse náuseas, dolores de cabeza, sensibilidad en los senos y manchado cuando una mujer comienza a utilizar el parche; por lo general, estos síntomas desaparecen rápidamente.