MÉTODOS INYECTABLES

Son ampollas o ampolletas que contienen hormonas que evitan la ovulación y espesan el moco cervical impidiendo de esta manera el paso de esperma. Estas inyecciones son recomendadas a mujeres de cualquier edad, con o sin hijos e incluso puede ser utilizado por mujeres que estén dando de lactar. El uso de este tipo de métodos debe ser con previa revisión Ginecológica y bajo prescripción médica.

Es un método seguro, efectivo y muy discreto, además brinda un 99.5 % de protección. Hay inyección con duración de uno y tres meses.

¿Cómo se usan los inyectables?

Se aplica una vez al mes o cada tres meses; es aplicada en el glúteo o en la nalga como comúnmente decimos.

Si es la primera vez que lo vas a usar, o si estás retomando el método, lo recomendable es colocárselo el primer día de iniciada la menstruación; pero puede ser en los primeros 7 días que inicia tu periodo menstrual. La siguiente dosis debe ser aplicada a los 30 días o 90 días según el inyectable que estás usando (mensual o trimestral).

¿Cuáles son las ventajas de las inyecciones?

  • Tienen una efectividad muy alta cuando se usan de manera correcta.
  • Pueden combinarse con otro método como los condones. Con los condones además se protege del riesgo de adquirir una Infección de Trasmisión Sexual incluido el VIH
  • Cuando una mujer deja de usar el inyectable porque desea un embarazo la ovulación se restablece y el embarazo se puede presentar dentro de los primeros 6 meses.

¿Tienen desventajas los inyectables?

  • Si es primera vez que usas métodos inyectables pueden provocar dolor de cabeza que suele ser pasajero; si el malestar persiste por más de dos meses de iniciado el método lo indicado es consultar con tu Ginecólogo/a y decidirse por otro método anticonceptivo.
  • Los inyectables no se deben usar junto a otro método hormonal como píldoras, parches anticonceptivos o implantes porque habría una sobre carga hormonal que podría ocasionar alteraciones en el ciclo menstrual.
  • Los métodos inyectables solo previenen embarazo pero no protegen ante una ITS o el VIH.
  • Provoca Irregularidades menstruales: Es un efecto esperado o frecuente en mujeres que usan inyectables con duración de tres meses y puede ir desde sangrados escasos entre menstruaciones hasta la ausencia total de la menstruación.