Sífilis

Es una infección causada por una bacteria llamada Treponema Pallidum, ingresa a tu organismo a través de la mucosa genital, anal u oral durante una relación sexual sin protección (cuando no usás condón).


¿Sabías qué? También se puede transmitir de la madre al hijo durante el embarazo y el parto, causando infección en el recién nacido. Si estás embarazada es necesario que te realicés los exámenes que te indique el o la médica.

¿Cuáles son los síntomas de la sífilis en sus tres etapas?

Tomá Nota: Se dan casos que a veces no manifiestan síntomas, cuando lo hacen las etapas no siempre se presentan en el mismo orden, esto depende del tiempo que transcurre entre el momento de los síntomas y el tiempo en que buscas atención médica.

  • Etapa 1: Aparece una llaga generalmente única, indolora, seca que desaparece de manera espontánea entre una y dos semanas; ésto no significa que estás curado, al desaparecer la llaga la infección avanza a la etapa siguiente. La llaga puede presentarse en los genitales, pero también en la boca u otros lugares dependiendo de tus prácticas sexuales.
  • Etapa 2: Si no recibís tratamiento al manifestarse los primeros síntomas, la infección avanza. Aparecen manchas grises o rojizas (y a veces ronchas) en las palmas de las manos y plantas de los pies. Al igual que en la primera etapa los síntomas desaparecerán espontáneamente, lo que indica que la infección sigue avanzando.
  • Debés saber que: Si la sífilis logra ser diagnosticada en la etapa y 1 ó 2, esta tiene tratamiento y cura; no es fácil, no será de la noche a la mañana, pero saldrás adelante y te curarás.

  • Etapa 3: No hay manifestaciones de síntomas, pero si te realizás exámenes médicos, tus resultados serán positivos, es decir que tienes sífilis. En esta etapa los microorganismos producto de la infección invaden otras partes de tu cuerpo (cerebro, médula, huesos…) provocando serios problemas cardíacos, trastornos oculares, lesiones en el cerebro etc.

La sífilis ¿Es fácil de tratar?

Medicamente sí, si se diagnóstica tempranamente. De preferencia en la primera etapa, pero es más común diagnosticarla en la etapa 2 y el algún caso más delicado en la etapa 3.

  • El tratamiento para la sífilis normalmente es a base de antibióticos, pero éstos deben ser indicados por tu médico/a, ya que no es cualquier antibiótico ni en cualquier dosis. No te auto mediqués.
  • Es importante que tu pareja estable o sexual conozca tu condición de salud para que se haga atender y es probable deba recibir tratamiento al mismo tiempo.
  • No mantengás relaciones sexuales con nadie hasta que completés el tratamiento.