¿Qué es la Orientación Sexual?

“Es la atracción, gusto o preferencia para elegir una pareja o compañero sexual. Puede manifestarse en forma de comportamientos, pensamientos, fantasías o deseos sexuales. La orientación sexual puede ser heterosexual, homosexual y bisexual”. (UNFPA, Estrategia para la Educación Integral de la Sexualidad de adolescentes y jóvenes, agosto 2015).

Heterosexualidad:

Una persona se define como heterosexual cuando siente atracción física, afectiva y sexual por personas con un sexo diferente al propio (o como solemos decir: atracción por el sexo opuesto). Es decir, que a una mujer le guste o atraiga física o afectivamente un hombre o viceversa.

Homosexualidad:

Una persona se define como homosexual cuando siente atracción física, afectiva y sexual por personas de su mismo sexo.

¿El término homosexual para quiénes es aplicable?

Tanto para hombres como para mujeres; sin embargo, se establece una pequeña diferenciación a la hora de referir que un hombre o una mujer es homosexual (esto es por cuestión de costumbre o tradición):

  • Los hombres que sienten atracción física, deseo sexual, amor y afecto por otros hombres son llamados Gay (este es una palabra en Inglés cuyo significado es homosexual)
  • Por otro lado, si es una mujer la que siente atracción física, deseo sexual, amor u afecto por otras mujeres se le denomina Lesbiana.

Bisexual:

Una persona es bisexual si siente atracción física, afectiva y sexual por personas de su mismo sexo, así como del sexo opuesto; por ejemplo, un hombre que pueda establecer una relación afectiva o sexual tanto con otro hombre como con mujeres o viceversa. Las personas bisexuales son las más ocultas y pueden escabullirse (mezclarse) con mayor facilidad entre la heterosexualidad para evitar o prevenir ser víctima de discriminación o violencia.

¿Sabés que es lamentable y triste? En nuestra cultura reconocerse a sí mismo/a como homosexual es difícil debido a toda la consecuencia social que esta decisión conlleva. En muchos de los casos quien reconoce y asume su homosexualidad de manera abierta es expulsado/a del núcleo familiar porque es considerado “una vergüenza para la familia”. Por otro lado, las personas que reconocen ser homosexuales o lesbianas a lo interno de su familia muchas veces son obligados/as a tratarse con un psicólogo o un médico porque creen que están locos/as o enfermos/as.

Algunas personas aún consideran que la homosexualidad es una enfermedad, pese a las múltiples campañas de educación que se han desarrollado en el país.

Los padres (mamá y papá) de un hombre o mujer homosexual guardan la esperanza que algún día su hijo/a se “cure” o “se componga”

SEÑORES, SEÑORAS LES ACLARAMOS QUE SU HIJO/A NO ESTÁ ENFERMO/A y tampoco descompuesto/a simplemente su orientación sexual no es la que esperabas y debés aceptarlo/a y respetarlo/a por que es tu hijo/a y esa realidad no la cambiará.