Test Noticia

Test Noticia

Test Noticia

Test Noticia

Test Noticia

Test Noticia

¿Por qué me salen espinillas?

Las espinillas se han apoderado de tu cara y te han hecho sentir incomodx con tu rostro.

Quisieras no tener que salir de tu casa y tus selfies están llenas de filtros para ocultarlas. Quieres que el tiempo pase rápido para que al fin te dejen de salir. Siempre te preguntas ¿por qué me salen espinillas? Acá te contamos.

Si eres adolescente, es bastante probable que tengas algo de acné, pues se puede desarrollar debido al cambio hormonal de tu cuerpo en esta etapa. La buena noticia es que, en la mayoría de personas, el acné desaparece casi por completo al salir de la pubertad.

El tipo de acné que tienen muchos adolescentes se llama acné vulgaris (significa “del tipo más frecuente”). Suele aparecer en la cara, el cuello, los hombros, la parte superior de la espalda y el pecho.

Si eres mujer y has notado que siempre te aparece días antes de tu regla, también es normal. Ese tipo de acné se conoce como acné premenstrual y se debe a los cambios hormonales asociados a la menstruación.

¿Qué puedo hacer para combatir el acné?

Para evitar la acumulación de grasa que puede contribuir al acné, lavate la cara una o dos veces al día con jabón suave y agua tibia.

Si usás maquillaje, comprá productos que no tengan grasa o aceites. Cuando te laves la cara, asegurate de quitarte todo el maquillaje para que no te obstruya los poros.

Si utilizás gel para el pelo, cremas, espuma etc., intenta que, al aplicartelos, no entren en contacto con tu cara, ya que también pueden obstruir los poros.

Evitá comer algunos alimentos que hayas identificado que te producen más espinillas de lo normal.

Acude a un médico o dermatólogo que te recete productos como cremas y antibióticos para que mejores.

Si, al mirarte en el espejo, ves que tienes un grano en la cara, no te lo toques, apretes, ni revientes. Si te manipulas los granos, podrías aumentar la inflamación. Lo peor y más importante es que, si te hurgas los granos, pueden quedarte pequeñas cicatrices permanentes en la cara.

Hablemos sobre…

Definición de violencia

En palabras sencillas, la violencia es el uso de la fuerza para conseguir un fin, sobre toda alguien o imponer algo.
Sin embargo, podemos ampliar este concepto integrando varios elementos de vital importancia al momento de analizar la violencia:

• “La Organización Mundial de la Salud define la violencia como: El uso intencional de la fuerza o el poder físico, de hecho, o amenaza, contra uno mismo, otra persona, un grupo o comunidad, que cause muchas lesiones, muerte, daños psicológicos, trastornos del desarrollo o privaciones”.
• Hay quienes definen la violencia como una conducta que se realiza de manera consciente y adrede para generar algún tipo de daño a otras personas.

¿Te suenan algunas de las siguientes frases?

En muchas ocasiones las personas buscamos como justificar los actos de violencia diciendo, por ejemplo:
• Es que él o ella me provocó,
• No sabía lo que hacía,
• No pude controlarme,
•Es que así es él o ella,
• Me pega porque yo no le hago caso,
• Me cela porque me ama,
• No quiere que salga para que no me pase nada en la calle,
• Así deben de arreglar las cosas los verdaderos
hombres; entre otras tantas cosas.

Estas ideas citadas antes lo único que hacen es incentivar la violencia, no la previenen ni la detienen y a menudo sirven para disculpar al agresor o lo que es peor culpar al agredido.


La clave para prevenir la violencia está en la convivencia sana, es decir vivir en paz y armonía con otras y otros, respetar lo que sienten, piensan, expresan y como actúan.

¿Sabías que…?: La violencia no es solo peleas, golpes y gritos, hay otras formas más sutiles en que se manifiesta y pone en práctica la violencia: la indiferencia, el aislamiento, los celos enmascarados como amor, el chantaje, las amenazas justificadas como cuido, el control disimulado de preocupación. Pero la mayoría de ocasiones justificamos la violencia y no nos damos cuenta que nos están violentando o que estamos violentando a otra persona.

La línea que separa la violencia de la armonía es delgada e invisible; no nos damos cuenta cuando la hemos cruzado ni aceptamos haberlo hecho. La idea principal al relacionarnos como personas es aprender a cooperar, a convivir y respetar a quienes piensen igual o distinto a vos. Tenés derecho a tener tu propio criterio, expresarlo, ser respetado y de la misma forma actuar con los demás. Tenemos que aprender a vivir una vida libre de violencia.

Para poder comprender y entender la violencia como un fenómeno socio –cultural debés conocer lo siguiente: las causas que la generan, los efectos que provoca (consecuencias), la tipificación que tiene, el ciclo en el que se desarrolla y cómo salir de ese sistema, las formas de prevenirla y sobre todo cómo identificar cuando estás siendo violentado (agredido) y algunos tips para saber cuándo en tu relación de pareja se ejerce violencia.