VIH Y SIDA, UNA REALIDAD MUNDIAL

Lo primero que debes saber es que VIH y Sida no es lo mismo, son dos cosas completamente diferentes y aquí te explicaremos

¿Qué es el VIH?

El VIH se refiere al Virus de Inmunodeficiencia Humana, que ataca al sistema inmunológico de la persona que lo adquiere, es decir a las defensas del organismo. La persona que vive con VIH se vuelve más vulnerable a adquirir cualquier otra enfermedad, ya que su cuerpo no está completamente fuerte para defenderse.


¿Cuánto tiempo puede vivir una persona con VIH?

El Virus de Inmunodeficiencia Humana, puede permanecer en el organismo por un tiempo variable en cada persona sin que presente molestias físicas o sin manifestar ningún síntoma. En otras palabras, una persona que vive con VIH puede verse, sentirse y manejarse completamente sana por muchos años (5, 10, 15, 20 o más años). Hay quienes han vivido más de 30 años con VIH.

¿El VIH puede sobrevivir fuera del cuerpo?

El VIH es extremadamente débil fuera del cuerpo humano, esto quiere decir que no sobrevive en temperatura ambiente, pierde todas sus cualidades si se expone a temperaturas altas o al sol. El virus no puede penetrar la piel sana, solo ingresa al cuerpo por ciertas “puertas de entrada” como: heridas abiertas, mucosas o por la sangre.

¿Qué es el SIDA?

SIDA, no es una enfermedad como pensamos, es una etapa.

La palabra SIDA, significa Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida; el término síndrome se refiere al conjunto de signos y síntomas. Esto quiere decir que el Sida es la etapa en la cual se manifiesta un conjunto de síntomas y signos en la persona que adquirió y ha vivido con VIH.

La etapa Sida se caracteriza por aparición o manifestación de las conocidas infecciones oportunistas que afectan al cuerpo humano debido al bajo nivel de sus células de defensa y al alto nivel de células (réplicas) del VIH en la sangre. Una infección oportunista puede ser desde una simple gripe, tos, fiebre hasta una neumonía, pulmonía tuberculosis o complicaciones a otro nivel.

Aunque sea difícil de creer, debes saber que una persona que ha llegado a la etapa Sida puede regresar a una etapa sin síntomas siempre y cuando cuente con la debida, adecuada y oportuna atención médica, tenga acceso a los medicamentos Antirretrovirales y adquiera hábitos de vida saludable como el consumo adecuado de alimentos y bebidas, realice alguna actividad física y cuente con apoyo o ayuda emocional de sus redes a nivel social (amigos/as) y familiar.

Pero también debemos ser claros en decirte que si una persona llega a la etapa Sida y no ha recibido nunca tratamiento para controlar el VIH es muy difícil revertir su condición y desafortunadamente fallecerá en cualquier momento.

¿Sabías qué? lo que se transmite o se adquiere es el VIH, o sea el virus, no el Sida; recordá, que el SIDA es una etapa de la enfermedad. Para que llegues a la etapa Sida primero tuviste que haber adquirido el VIH. El VIH causa el Sida.

Contrario a lo que nos imaginamos, las personas con VIH o con SIDA, no son un riesgo para las personas que no lo tienen, al contrario, son las personas “sanas” que representamos un riesgo para ellos/as, ya que tienen su sistema inmunológico débil y cualquier virus o bacteria que andemos se lo podemos transmitir y afectar considerablemente su salud.

TOMÁ NOTA: Para disminuir la discriminación que causa el término SIDA, hoy en día se habla de VIH Avanzado.

Nos imaginamos que te estarás preguntando ¿Cómo se transmite el VIH? ¿Cómo puedo prevenirlo? ¿A mí como adolescente o joven, me puede llegar el VIH? ¿Qué hago se me dicen que tengo VIH?

Tranquilo/a responderemos poco a poco cada una de tus preguntas:

¿Dónde se encuentra o se aloja el VIH?

El VIH, es un pequeño organismo que necesita alojarse en un ser humano para poder vivir y replicarse. El VIH no vive en el cuerpo de ningún animal. Se instala en los fluidos del cuerpo de una persona, específicamente en la sangre, fluidos vaginales, el líquido pre-eyaculatorio o pre seminal, el semen y la leche materna. En estos líquidos es principalmente donde se alojan grandes cantidades de células de VIH para que una persona portadora del virus lo pueda transmitir a una persona sana.

Además de los fluidos que ya te mencionamos también existen otros que no representan un riesgo de adquirir o transmitir el VIH, estos son el sudor, las lágrimas, los mocos y la saliva. Si de transmisión del VIH se trata es necesario conozcas las vías por las cuales éste se adquiere.